El día más corto

21 Dic 2016
19:00 h.

En Guindostán celebramos El día más corto [ED+C] con una muestra de cortometrajes solidaria que cuenta con la colaboración de la asociación olVIDAdos

Además, contaremos con la presencia de algunos cineastas para que nos hablen de sus trabajos y con representantes de oLVIDADOS para que nos hablen de su labor solidaria.

La entrada será gratuita pero animamos a todos los participantes a colaborar campaña de recogida de alimentos para los niños más desfavorecidos que organiza olVIDAdos aportando alguno de los productos de esta lista:

Leche infantil
Potitos de frutas
Leche en polvo
Zumos
Miel
Mermeladas
Galletas
Pañales

[ED+C]  es un evento anual que ya se celebra con éxito en otros países europeos el 21 de diciembre, día del solsticio de invierno. El objetivo principal es dar a conocer el cortometraje al público mayoritario a través de proyecciones de cine gratuitas en las calles y en todo tipo de espacios.  En 2013 se celebró la primera edición española de [ED+C], con 82 proyecciones en un solo día por todas las provincias de nuestro país. En 2014 alcanzamos las 102 proyecciones y se duplicó el número de asistentes, pasando de 5.000 a 10.000 personas.

Los inicios de olVIDAdos son en el Pozo del Tío Raimundo, en Madrid, en los años 80. Un grupo de amigos acudían allí para intentar paliar  las grandes dificultades que atravesaban las familias en ese barrio. Pero es en 2010 cuando se convierten en organización sin ánimo de lucro. La finalidad de  olVIDAdos además de asistencial es formativa, la única forma de romper el círculo de la pobreza.

En el año 2011 las consecuencias de la crisis económica se notaban ya en muchos barrios y deciden intervenir en diferentes zonas de Madrid. Se proporciona alimentos a 2.000 familias. Todos los meses se distribuyen 49 toneladas de alimentos. Becas de comedor, también durante las vacaciones. Reparto de ropa y muebles. Pagos de luz y calefacción. Medicamentos…. No disponen de subvenciones oficiales, sus donantes son privados y casi todas las personas que trabajan en  olVIDAdos son voluntarias.

La solidaridad y la cultura tienen que ir de la mano.